Maite Higuero Barandalla

Sexóloga y Trabajadora Social

     Durante más de 20 años fui una sexóloga infiltrada en la intervención social, lo que me dio una perspectiva y una manera de hacer trabajo social, significada por mis conocimientos del hecho sexual humano.

     Durante un tiempo compaginé ambas actividades y por fin y desde los últimos años apuesto por ser una sexóloga que pretende ayudar en la identificación y consecución de los deseos personales, en transitar con las parejas en la superación de sus dificultades cotidianas y en acompañar a los profesionales de ayuda para que comprendan y exploten las posibilidades de los sujetos sexuados con los que intervienen.

     Mi experiencia acumulada en los servicios sociales me permite ahora desempeñar tareas de consultoría y asesoría orientadas a administraciones públicas y entidades del tercer sector.

     También colaboro con Naizen, la asociación de familias con menores en situación de transexualidad, actividad que me aporta además de conocimiento específico, la posibilidad de acompañar experiencias biográficas transformadoras.